10/04/2018

LAVANDULA STOECHA EN EL CABO DE CREUS

Les propiedades medicinales de la Lavandula Stoecha en el Parque Natural del Cabo de Creus.

La Lavandula stoechas, también conocida como Cantueso o Tomillo borriquero.

Es una planta medicinal muy común en la zona mediterránea y es muy fácil de identificar por su característica inflorescencia. De hecho, a su forma que recuerda la cabeza de un asno se debe la denominación “cap d’ase” en catalán.

La primavera es un buen momento para identificar esta planta, ya que florece en este período. Las hojas resisten todo el año y se pueden identificar por su forma lanceolada y el característico perfume que es una mezcla entre lavanda y tomillo.

La flor del Cantueso es rica en aceites esenciales y es la parte más interesantes desde un punto de vista fitoterapéutico. De las sumidades floridas se extraen aceites esenciales con un buen porcentaje de cetonas, alcanfor, cineol. Además, contienen flavonoides, taninos y resinas.

Gracias a estos principios activos, las infusiones y extractos de Lavandula stoechas tienen efectos expectorantes y digestivos, y también se aplican a nivel tópico para desinfectar heridas.

Las sumidades floridas son comestibles y se pueden utilizar en la preparación de infusiones digestivas y aperitivas. Será suficiente una sumidad florida por taza de agua, dejando hervir algunos minutos.

La flor se puede comer si se quiere (añadiendo miel o azúcar si resulta muy amarga), y la infusión tiene un delicado aroma balsámico muy agradable.

Esta planta también se utiliza para preparar jarabes y decocciones para desinfectar heridas y en Elche se utiliza en la elaboración de un licor tradicional con Denominación de Origen, el Cantueso Alicantino.

Por sus aceites esenciales y perfume se utiliza habitualmente en la industria farmacéutica y cosmética.

El cantueso florece entre abril y julio y en este período comparte escenario con margaritas y amapolas.